De La Paz hasta Arequipa, Perú.

Ya! Nos vamos de La Paz! 12 dias fueron suficiente para nuestra estadía allí. Y salimos de la ciudad en compañía de los franchutes en tandems; otras dos parejas que como nosotros también sellaron su vinculo de amor con un viaje a punta de pedal.

Para llegar a El Alto es necesario salir por la autopista y para nuestra fortuna, el 20 de septiembre hubieron elecciones del departamento, por lo que había menos trafico del usual para un día domingo. Asi que con las pistas con trafico de ciclistas, skaters y algunos corredores (“runners” para los siuticos) llegamos al mediodía a El Alto, donde los seis tuvimos nuestro ultimo almuerzo juntos y nos despedimos, ya que los chicos partían hacia el sur, a recorrer la ruta que hicimos por el altiplano Chileno.

Un momento de descanso. Subir la autopista de La Paz a El Alto puede que no sea tan dificil como otras rutas, pero despues de varios dias de descanso el cuerpo pide un relax.

Un momento de descanso. Subir la autopista de La Paz a El Alto puede que no sea tan difícil como otras rutas, pero después de varios días de descanso el cuerpo pide un relax.

--

De izquierda a derecha: Alexine, Bastien, Sylvain, Laetitia, David y Luz, disfrutando de los últimos momentos juntos antes de separar nuestros caminos.

Ya en la Ruta 2 el camino se diversifica en varias direcciones, dada la variedad de destinos turísticos alrededor del Titicaca. Pero en Huarina tomamos la ruta 16. En Achacachi probamos algo que muchos ciclistas nos habían comentado, dormir en un alojamiento (de 10 a 15 bolivianos por persona), ¿qué tan malo podría ser? Tomamos la pieza y fue una pésima inversion de dinero: era un basural, no tenia donde enchufar nada y el baño era una mierda -casi literal- ya que no se podía tirar la cadena. En resumen, pagamos solo por tener techo y un poco de agua (no potable), pero incluso para ser tan barato no lo valía.

Una postal no tipica. Un hombre ebrio por el alcohol medicinal (lo vi tomar un par de sorbos en frente a mi) molesta a Sylvain en lo que creemos es quechua. Lamentablemente, el consumo de este tipo de alcohol en Bolivia parece ser más comun de lo que parece.

Una postal no tipica en Achacachi. Un hombre ebrio por el alcohol medicinal (lo vi tomar un par de sorbos en frente a mi) molesta a Sylvain en lo que creemos es quechua.Lamentablemente, el consumo de este tipo de alcohol en Bolivia parece ser más común de lo que parece.

Al día siguiente, el viento soplaba con fuerza y ante el escaso espacio para acampar cerca de Carabuco, comenzó la búsqueda por un lugar. Finalmente, conocimos a un abogado, que resulto ser un fiscal con influencias en los lugareños, consiguiendo un salón en una radio local donde dormimos bastante bien.

¿Che Guevara? ¿Que te pasó?

¿Ernesto, qué te pasó?

Una cancha de pasto sintetico resalta en medio del verde natural.

Una cancha de pasto sintetico resalta en medio del verde natural.

Camino a Puerto Acosta comienzan aparecen plantaciones de Pino y Eucalyptus, no precisamente algo que se espera ver por estos lados. Aun asi la ruta por el lado norte del Titicaca es poco congestionada, por lo que apreciar el paisaje humano y natural es bastante mas agradable que por el lado sur, zona de turismo y toda la fauna de mochileros. Consideren que por ese lado se encuentra Copacabana, Tiwanaku y el puesto de control de migración hacia el Perú.

Un gobierno no deberia ser representado solo por su presidente.

¿Culto de personalidad o simple promoción?

No, no se entusiasmen. Los lugareños no nos estan dando la bienvenido, solo estan ensayando :(

No, no se entusiasmen, los lugareños no nos estan dando la bienvenida, solo estan ensayando 🙁

Vamos que se puede! Nada nos detendrá!...

Vamos que se puede! Nada nos detendrá!…

Una granizada nos pilla en el camino. Solo queda esperar.

…pero si una granizada. Solo queda esperar.

Titicaca con un cielo totalmente despejado.

Titicaca con un cielo totalmente despejado.

¿Posible erosion del suelo por la tala de monocultivos de Eucalytus?

¿Posible erosion del suelo por la tala de monocultivos de Eucalytus?

Despues de Puerto Acosta, y luego de obtener el timbre de salida de Bolivia, entramos por un camino de ripio que nos lleva hasta Peru. Sorprendentemente por este lado no hay puesto de control de migración, y el tramite de obtención del timbre de entrada al Peru se hace en Puno. Se tienen 5 dias desde la fecha de salida de Bolivia para obtenerlo o se paga multa. Ni idea cuanto es y como no quisimos averiguarlos empíricamente.

Bueno, volviendo al tema del camino. En Puerto Acosta hacia el oeste comienza el ripio y hay 3 caminos para llegar a Perú. Nosotros tomamos el que esta mas cerca del lago, para asi tener mejor vista. Los policías nos dijeron que era difícil pero como somos porfiados nos fuimos por ahí igual. El camino resulto ser al principio bastante inclinado y rocoso, por lo que tuvimos que empujar las bicis al menos 1 km. Luego se transformo en una pendiente aunque con el ripio más compacto, y ya terminada la cuesta se puede ver de nuevo el lago. En toda esta área solo vimos pasar una moto en todo el dia, eso indica la dificultad del tramo. Es agradable después de varios días poder apreciar el lago sin escuchar ruidos de fondo, salvo las aves, uno que otro ladrido de perro y algunos niños que nos gritan “gringooo!” o “jelouuu!”.

 

---

“Yo no queria posar, pero ya que insistes”.

 

El inicio del camino hacia Peru desde Puerto Acosta. ¿Facil? te invito a hacerlo.

El inicio del camino hacia Perú desde Puerto Acosta. ¿Facil? te invito a hacerlo.

A los pocos kilometros divisamos un monolito que indica que llegamos a Perú. Si no fuera por eso no nos dariamos ni cuenta.

Entramos a Peru. A la izquierda de la imagen un monolito que lo prueba. A nuestras espaldas: el lago Titicaca.

Entramos a Peru. A la izquierda de la imagen un monolito que lo prueba. A nuestras espaldas: el lago Titicaca.

---

El camino es duro, pero bello y silencioso.

El ripio continua hasta Tilali y luego el paisaje del camino es bastante monotono, pero no menos interesante: se ve el lago, plantaciones diversas, y algunos pueblos con muros tapados en propaganda politicas para las presidenciales 2017 del Peru.

De vuelta de nuevo al asfato, en Tilali, Perú.

De vuelta de nuevo al asfato, en Tilali, Perú.

¿?

¿?

Pasando Huancané el trafico aumenta y con ello el ruido. Aparecen por primera vez en nuestro viaje los mototaxis: vehiculos únicos y con choferes despreciables en general, muy comunes en Peru, que son conducidos por seres humanos que sus parecen haber reprobado el examen de conducir; usan la bocina para todo y no disminuyen la velocidad si te ven. Si escucha una bocina que no para de sonar en Perú, muy probablemente es un mototaxi.

Camino a Juliaca nos sorprende una tormenta eléctrica con granizo y lluvia. Por fortuna alcanzamos a refugiarnos en una estacion de servicio o, como le dicen aca, grifo. Cuando baja la intensidad seguimos el viaje, ya que en Juliaca nos espera Geovanni, dueño de la casa de ciclistas de esa ciudad.

En esa ciudad llegamos un viernes tarde, por lo que no podemos hacer el tramite de migración al dia siguiente. Descansamos el fin de semana y acudimos el día lunes a la oficina de migración en Puno. Alli, el hombre a cargo de dar el timbre de entrada a Perú, nos pregunta cuánto tiempo nos queremos quedar, a lo que yo respondo 6 meses (habíamos conocido a unos ciclistas que les dieron ese tiempo, asi que lo intentamos). Luego pregunta el porqué necesitamos esa cantidad de tiempo. Le respondo que Sylvain quiere aprender español y que Chile es muy caro para tomar clases (no es talla!). El hombre asiente con la cabeza y pone los timbres en ambos pasaportes. 183 dias de permiso para quedarse en Peru.

Volvemos a Juliaca muy felices con el resultado y al dia siguientes nos vamos a Arequipa. Despues de varios dias pensando que podriamos ir a Cuzco y permanecer en la montaña hasta el norte del Peru, creemos que como se acerca la temporada de lluvia, lo mejor es ir hacia Ecuador por la costa, exceptuando la ruta que va al norte de Trujillo, donde varios ciclistas y mochileros han sido asaltados a punta de pistola en el camino (tenemos fuentes).

Con Geovanni en Juliaca.

Con Geovanni en Juliaca, el dia de nuestra partida.

Para Arequipa usamos el camino de la 34A, donde circulan mayoritariamente buses y camiones. El camino es general no es dificil, salvo cerca de Laguna Lagunillas, donde hay mucho viento y pedalear después de las 4pm fue un suplicio.

Flamenco en la laguna Lagunillas.

Flamenco en la laguna Lagunillas.

Laguna Lagunillas vista desde el tope de la cuesta.

Laguna Lagunillas vista desde el tope de la cuesta.

---

Esta es la familia Samo Mamane (falta el padre), quienes nos ofrecieron el patio de su casa para acampar en Crucero Alto. A esta familia quechua, le debemos una noche de descanso en nuestro camino.

--

Cuando el camino comienza a bajar, se empieza a ver los nevados Chachani, Misti y Pichu Pichu. El tramo que va desde el peaje de la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca hasta Arequipa es 90% de descenso, así que hay que tener los frenos bien calibrados.

DSC02508

Nublado y todo, igual disfrutando del paisaje.

DSC02516

Mis amores.

Luego de varias semanas, vemos vicuñas nuevamente. Esta vez en Perú.

Luego de varias semanas, vemos vicuñas nuevamente. Esta vez en Perú.

Valles fertiles en el camino de descenso hacia Arequipa.

Valles fértiles en el camino de descenso hacia Arequipa.

Las cactaceas floreciendo.

Las cactaceas floreciendo.

Llegando a Arequipa. Ninguna novedad con estos letreros.

Llegando a Arequipa. Ninguna novedad con estos letreros.

El viernes 2 de octubre llegamos a Arequipa donde nos hospeda un nuevo miembro de WS. Solo mencionaré que su nombre empieza con M. Este hombre, aunque acepta amablemente a dejarnos dormir en su casa, no nos da la confianza que merecemos. La primera tarde que nos quedamos ahí no nos deja quedarnos solos en su casa, así que tenemos que salir con él al centro hasta las 9pm, a pesar de que estamos muy cansados. En la noche oímos ladrar a su perro mas de una hora, y no lo hace callar. Ok, suele pasar. A la mañana siguiente nos menciona que debe salir a jugar volleyball en la tarde, así que nos quedaremos solos en casa desde las 12pm hasta las 18hrs. Yo le pido si tiene llaves extras para poder hacer nuestros tramites sin que tengamos que dejarlo esperando en su casa, me dice que no hay más. Ok, mucha gente no hace copias de su casa. Lo que no contábamos es que cuando sale en la mañana a hacer sus cosas nos deja bajo llave en su casa. Muy molestos, empezamos a pensar que hacemos. No podemos ni siquiera escalar la reja para salir! Al menos hay internet y logramos hacer funcionar el teléfono de su casa, por lo que comenzamos a buscar una hostal para quedarnos ese mismo día, en cuanto podamos salir de esta “carcel” donde el nos puso. Hacemos la reserva y esperamos que vuelva para irnos. Cuando llega le explico que nos vamos y que debe aprender a confiar, sobre todo si tenemos referencias siendo huéspedes o anfitriones. En resumen, creemos que como no es ciclista, no tiene NI IDEA de nuestro esfuerzo y necesidades.

Estamos en la hostal por dos noches y el lunes partimos donde otro anfitrión, esta vez de Couchsurfing: Pedro, quien nos recibe con la libertad que buscamos, aunque no conversamos mucho con él.

Llego mi turno de renovar el "look".

Llego mi turno de renovar el “look”.

Ya con el cuerpo descansado y la mente un poco inquieta por partir, nos despedimos de Arequipa el jueves 8 de octubre. Hay que comprobar si la Panamericana es tan aburrida como dicen.