Desde Chungará hasta La Paz – De vuelta a Bolivia.

Después de haber pasado varios días con la incertidumbre de que podría llover en nuestro recorrido altiplanico chileno, llegamos al complejo fronterizo de Chungará en Chile totalmente secos. Allí buscamos el timbre de salida para el pasaporte, y también agua para poder cruzar a Bolivia esa misma tarde (nuevamente les recuerdo: el agua no siempre es potable en este país).

El agua la conseguimos en el reten de Chungará. Ahí conocimos al teniente Sepúlveda, un joven carabinero que nos dio un montón de comida (muchisima!), en forma de raciones de marcha y con quien conversamos un rato sobre la vida en general.

Después de esta charla partimos al control de aduana, donde debimos completar un formulario de descripción de nuestras pertenencias, concentrándonos principalmente en las bicis. Le pregunte al oficinista porque hacían esto, y me respondió que era reciente, para evitar el contrabando; entonces, con este formulario se debe volver a Chile, y lo mismo cuando uno entra y sale del país En resumen: complete el papel y cuidelo para entregarlo en la próxima aduana, o puede ser acusado de contrabando. De las consecuencias no sé más.

Yo explique nuestra situación al oficinista, de que no sabemos cuando volveríamos, y me dijo que tenemos que mandar una prorroga unos 10 dias antes del vencimiento del documento, que son 6 meses (si mal no entendí).

-La información oficial se encuentra en este link.-

Volcan Sajama, en el parque nacional con el mismo nombre.

Volcan Sajama en Bolivia, en el parque nacional con el mismo nombre.

Por supuesto, en la aduana de Bolivia todo es mas sencillo, pero nuevamente nos dan solo 30 dias de estadía, los cuales se pueden ampliar en las oficinas de migración que hay en cada capital departamental, si es que así lo quieren.

De vuelta a la ruta, en el tramo de Tambo Quemado hasta La Paz acampar puede ser un reto, debido a la continua presencia de pastores de llamas, alpacas y ovejas. El camino tiene berma pero prepárense para un trafico pesado, sobre todo de camiones. Y esos bocinazos continuos vienen de yapa también.

--

La berma se hace a veces muy ancha…

... y a veces más angosta. Pero siempre está.

… y a veces más angosta. Pero siempre está.

DSC02313

Primera vista del Rio Desaguadero.

---

Cerca del rio Desaguadero, se pueden ver los Chullpares, conjuntos arquitectonicos funerarios construidos por los señorios Carangas entre 1200 d.C. y 1550 d.C. Representaban el culto a los muertos y ancestros. Los que nosotros vimos, estaban hechos de barro, pero tambien se construyeron en piedra.

Llegando a el cruce con Patacamaya, finaliza la ruta 4 y comenzamos el camino hacia La Paz por la ruta N° 1. Acá empieza lo que nosotros llamamos “el pueblo sin fin”, es decir, la presencia continua o permanente a lo largo de la ruta de casas y poblados, pero aunque nos toca el viento de frente o costado, afortunadamente no tenemos que permanecer mucho tiempo en esta ruta y al día siguiente nos acercamos a La Paz.

El pueblo sin fin...

“El pueblo sin fin”- tipica vista desde la Ruta 1, entre Patacamaya y La Paz.

En la tarde del 9 de septiembre entramos a El Alto, municipio vecino de La Paz.

Welcome to the Jungle (El Alto).

Welcome to the Jungle (El Alto).

Como Sylvain ya había venido a El Alto, me advirtió que el trafico de esta ciudad era muy malo, y que los conductores no respetan las reglas, así que tuviera cuidado. Y con advertencias y todo no me salvé de tener un encontrón con un chofer de un “trufi” (van de pasajeros que domina el trafico en El Alto y La Paz) en una de las arterias principales: el trufi paro en la esquina dejando dos pasajeros, luego siguió y yo me metí por su derecha, donde paro nuevamente (a 5 metros de su anterior paradero) y me puso el vehículo encima, tocando el manubrio de mi bici. Pare, deje la cleta en el piso y con la adrenalina a full luego del susto procedí a dejarle una buena chuchá al frente de sus pasajeros. Si, puede que yo no haya estado conduciendo en el lugar más idóneo para un ciclista, pero créanme que para llegar a La Paz hay pocas vías y ya es hora de que exijamos respeto por medio de nuestra presencia, ya que yendo por la vereda perdemos la batalla contra los motorizados.

Luego de esta rabia que pase, entramos a la autopista que nos lleva directo a La Paz. Y esto fue super bueno para descargar un poco el enojo, porque el camino va 100% en bajada y se tiene una vista espectacular de la ciudad.

---

Vista panorámica de La Paz. A la Izquierda se aprecia el teleferico, orgullo de la ciudad. Al centro: la cordillera Real.

 

---

Bajando por la autopista hacia La Paz, con el nevado Illimani atrás.

----

Yendo por la autopista, la alta presencia de Eucaliptus nos recuerda a la region del Bio Bio.

Llegar a casa de ciclistas en La Paz fue un alivio por dos razones: primero porque tendríamos un lugar donde descansar y tomar una ducha caliente, y segundo porque al fin conocería la famosa casa, de la cual Sylvain me había estado hablando desde que nos conocimos allá en Concepción.

La casa de ciclistas de La Paz es una vivienda administrada por un paceño, donde ciclistas que vienen de todo el mundo se pueden alojar por un módico precio (no puedo revelar la direccion, asi que use google y mandé un email a Cristian Conitzer). Eso si, tienes que viajar en bici, no cuenta que seas ciclista en tu ciudad. Y es esta la condición que hace que esta casa se transforme en un lugar especial: donde conoci gente muy amable asi como interesante.

Una de esas personas que en particular marco nuestra estadia en la casa fue Justin Moreno, un pintor inglés (además que habla a la perfeccion frances y español) cuyo talento solo se equipara con su carisma. Si necesitan un retrato, Justin es el hombre que deben buscar. ¿No me creen? miren:

---

Que su cara chistosa no los engañe. Justin pinto este retrato (aun no acabado) a pedido de un musico gringo, cuando estuvimos en la casa; de esta forma se costea el viaje y su vida en general, porque es su trabajo. Yo espero poder volverlo a ver para que nos haga un cuadro.

Y como un especial regalo de cumpleaños pude pasarlo, ademas de mi compañero de camino, con personas muy lindas en una ciudad tan llena de contrastes.

Comida china cumpleañera, junto a Laetita y Justin.

Comida china cumpleañera, junto a Laetitia y Justin.

-----

Laetitia y David cortando la torta que Sylvain compró. La que ellos fabricaron es la de frutillas. Ñam ñam.

-----

Despues de la cena de cumpleaños, los cicloturistas felices comiendo pastel. De Izquierda a derecha: Clint, Gregoire L., Kathy, Gregoire C., Laetitia, David, Luz, Justin, Sunny y Sylvain. ¡Muchas gracias a los cocineros de la France!

Ah! muy importante : el dia en que cumpli 30 años, Sylvain le dijo adios a 7 años de pelo.

Antes

Antes

Durante

Durante

Despues.

Despues.

 

 

 

 

 

 

Cambio Radical pero maravilloso para un hombre fuera de este mundo. ¿Que opinan?

Y como no?! Teniamos que usar al menos una vez el teleferico antes de irnos.

Y como no?! Teniamos que usar al menos una vez el teleferico antes de irnos.